La Guía de Horrores Urbanos recoge diez iniciativas urbanas particularmente perversas que han alcanzado en el año 2009 velocidad de crucero.